La generación distraída

Sergio Dueñas

www.consumer-ca.com

Hace poco leí una entrevista a Arnold Schwarzenegger sobre ¿Cómo había logrado tanto éxito en todo lo que se propuso? Campeón mundial, actor, político y gobernador de California. Su respuesta: Su capacidad para focalizarse, concentrarse en sus objetivos y evitar distracciones.

El famoso autor y orador Tony Robbins dice al respecto: “La mayor pérdida de tu tiempo es la pérdida de tus pensamientos, de tu foco mental y de tus emociones en cosas que no puedes controlar”.

Irónicamente vivimos una época en la cual las distracciones se han multiplicado exponencialmente, de la televisión y los diarios a video juegos, computadoras, internet, redes sociales, teléfonos inteligentes, etc. Y la realidad es que la mayoría del tiempo brindado a estas actividades no es inversión, sino gasto, donde el costo de oportunidad es alto. No digo que parte del tiempo se utilice en cosas importantes, pero es lo menos. El hecho, es que hay una minoría de personas focalizada en utilizar estas tecnologías para entretener a la mayoría, y en el proceso, hacer dinero.

Y como guinda, el mundial de fútbol. No digo que no sea bonito disfrutar de un buen partido de fútbol, pero de eso a que el mundo pare, y la actividad productiva se afecte, me parece un poco exagerado, ¿no?

Tampoco estoy en contra de la tecnología, todo lo contrario, es esencial en mi profesión, y genera productividad y facilita el trabajo; pero francamente, la mayoría la usa solo para entretenerse o para “distraerse”. Y bueno, está bien, siempre y cuando por hacerlo no dejes de lado algo más importante para tu vida, tus negocios o tu trabajo.

Durante años he observado un comportamiento similar en algunos departamentos de mercadeo que parecen “desconectarse” de sus marcas y consumidores durante ciertas épocas del año, generalmente asociadas a festividades o eventos, como el mundial. Generalmente dichas actividades son precedidas de un intenso trabajo de preparación, ya sean promociones, campañas publicitarias, actividades BTL, etc. Pero luego, durante su ejecución, hay poco seguimiento a su impacto, a la efectividad real lograda o a la percepción que se está generando con las mismas entre los consumidores. Usualmente regresan de esa fase de “distracción”, semanas después de terminada la festividad o el evento. Medir resultados entonces, es tardío, y no todo es volumen… ¿Agregamos valor a las marcas? ¿Generamos impacto? ¿Cómo mejoramos?

El flujo de información sobre consumidores y clientes, sus experiencias, percepciones y reacciones ante nuestros esfuerzos de mercadeo y los de la competencia, no debería tomarse “recesos”, menos aún porque estamos “distraídos”, pues generalmente el éxito va de la mano del que está enfocado y no se desconecta del objetivo de “estar en la jugada”. 

Anuncios

¿Qué implica el aumento de la inversión en el marketing móvil?

Según datos publicados por la consultora Accentur en un estudio sobre la inversión en marketing y publicidad móvil, la inversión en marketing móvil aumentó casi un 20% durante el año pasado. Si unimos esta información a la difundida por Marketing Directo sobre que “el 71% de las compañías planea aumentar su presupuesto destinado al marketing en 2014”, incluyendo, por supuesto, al sector de los dispositivos móviles, la conclusión es obvia; las perspectivas son más que óptimas, pese a que la mayor parte de las inversiones siga enfocada a soportes más tradicionales. No obstante, más allá de los números, es interesante analizar qué implica este aumento de la inversión en el trabajo diario de los profesionales del marketing. La respuesta es que se ha de tener muy en cuenta la calidad.

Dentro de la esfera ‘online’ del marketing, los dispositivos móviles exigen algunos factores excepcionales:

–          Diseño ‘responsive’: Un ‘must’ hoy en día. No es lo mismo navegar por una página web desde un ordenador que desde un iPad o un teléfono móvil. El diseño de los contenidos se ha de adaptar a las dimensiones de la pantalla del dispositivo en cuestión, para que el recorrido del usuario sea lo más cómodo y productivo posible.

–          A la hora de crear y organizar los contenidos, además del factor ‘responsive’ no hay que olvidar la importancia del posicionamiento en motores de búsqueda (SEO), algo que debe estar perfectamente imbricado con el diseño del sitio web. Esto se ha de pensar a la hora de la planificación de la página.

–          En un ordenador los usuarios tendemos no a leer, sino a ‘escanear’ los contenidos, algo conocido ya por todos. No obstante, en un dispositivo móvil esto se radicaliza, por lo que los mensajes (copy) deben ser concisos y directos, facilitando la obtención del dato y eliminando en la medida de lo posible el relleno innecesario.

Una herramienta interesante para hacer marketing en dispositivos móviles es Instagram. Además del atractivo visual, que puede generar engagement y feedback entre los usuarios, uno tiene la posibilidad de lanzar mensajes cortos,  sugerentes, y sobre todo, utilizar hashtags.

Fuente: zoomlabs.es

Claves para entender a los compradores de autos

Tomado de Adlatina

Contar con auto propio, supone poder llegar de un lugar a otro sin depender de nada ni de nadie. Representa   independencia y orgullo. En el estudioSecureTomorrow’s Car BuyersToday, Nielsen muestra cómo la pasión por poseer un automóvil impulsará su venta a nivel mundial.

Accesibilidad y necesidad son fundamentales para la decisión de compra de un automóvil, pero el cambio de las tendencias demográficas, el aumento de la acumulación de riqueza y aspiraciones de crecimiento también ayudan a impulsar nuevas demandas. Si bien esta expansión representa una oportunidad para los fabricantes de autos, la comprensión de lo que impulsa esta demanda es vital para llegar a los consumidores.

El 65% de los encuestados en 60 países planean comprar un auto nuevo o usado en los próximos dos años. Dicha intención es más fuerte en Asia-Pacífico; donde el 65% dijo que comprará auto nuevo y solamente el 7% indicó querer adquirir uno usado.

En América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte; la intención entre nuevo y usado es más equilibrada. En tanto, en Europa, la mayoría planea comprar uno usado -28%- en lugar de uno nuevo -22%- en los próximos dos años.

Sean nuevos o usados, la intención de compra es mayor en países más desarrollados. India, con una demanda del 83%, Brasil (82 %), Indonesia (81%), Tailandia y México (79%), y China (78%).

Los hombres dominan el perfil de posibles compradores. Solamente en Brasil las cifras fueron parejas entre ambos sexos.

Como los vendedores saben, conectar con los sentimientos más que con su forma de pensar puede ser un gran motivador de compra.

El papel de un auto en la vida del consumidor es una de las claves para desentrañar los impulsores de la demanda. Cabe preguntarse si lo usará simplemente como transporte, como símbolo de status o como expresión de su emoción y pasión por conducir.

Entre propietarios de vehículos existentes, 84% expresó su amor por conducir, que es significativamente más alto que el deseo de cumplir un propósito utilitario -63%- o de representar éxito -62%-

Respecto de la publicidad, si bien resulta efectivo utilizar múltiples medios; investigaciones demuestran que para automóviles, es recomendable las plataformas digitales. En línea con el concepto de saber como conectan y para qué desean un auto los consumidores, los sitios y redes sociales deberán adaptarse y ser más informativos, ilustrativos o emocionales.

Algo a tener en cuenta es la aparición de alternativas a los automóviles, como pueden ser las bicicletas. Muchos países, ya sea por ecología o para eludir embotellamientos, están adoptando este medio de transporte y resultará imprescindible para los vendedores de autos concentrarse en las ventajas y atributos diferenciales de los autos en comparación con estos vehículos.

¿Cómo lidiar con la incertidumbre?

Sergio Dueñas

www.consumer-ca.com

Las compañías desarrollan 13 nuevas ideas antes de encontrar una ganadora.  La tasa de fracasos en mercadeo es creciente.  La mayoría de marcas importantes redujo su participación de mercado; buena parte de las campañas publicitarias no logra retorno de inversión, y los índices de satisfacción y retención de clientes caen.

Las malas decisiones de mercadeo son frecuentes; y se basan usualmente solo en la intuición y en discernimiento personal. Muchas empresas lanzan productos o campañas respaldadas sólo por el “instinto”, que dice: serán excelentes; y generalmente no lo son.  Las empresas hacen eso frecuentemente, sin alcanzar el éxito.  ¿Cómo es que no tienen tiempo para hacer lo correcto, y si lo tienen para seguir cometiendo el mismo error?

Según el profesor Abbi Griffin, catedrático de Mercadeo y Gerencia de Producción en la Universidad de Chicago, “crear nuevos productos significa averiguar qué desean los consumidores y ofrecer exactamente lo que necesitan. Un nuevo producto debe satisfacer las necesidades del consumidor, no las del gerente”.

Ya sea en prestigiosas universidades;  en conferencias dictadas por los más respetados Gurús en Management o mercadeo o en los clásicos libros de marketing,  la  investigación de mercados ocupa un lugar privilegiado en la búsqueda de la reducción de la incertidumbre en la toma de decisiones;  en el conocimiento del mercado y el consumidor; en la identificación de oportunidades y en el incremento en la tasa de  proyectos exitosos.

Sin embargo, unaincreíble cantidad de ejecutivos en el país  desdeña ésta valiosa herramienta, cayendo persistentemente en cualquiera de los siguientes  signos de desastre:

Ignorar los cambios en el mercado;  reconocer que hay empresas rivales exitosas, pero no saber por qué;  cuando los clientes piden algo, dar explicaciones lógicas y sensatas, sin escucharlos;  subestimar a los clientes porque saben lo que quisieron durante años;   lanzar productos y marcas  bajo el  diseño de otro país;  creer que la empresa puede hacer todo lo que quiera debido a su posición dominante.

Y si en el mejor de los casos deciden realizar investigación: limitan o no invierten tiempo para el análisis de la situación, o lo delegan en un ejecutivo de rango menor;  quieren forzar el uso de una metodología de moda, aunque ésta no sea la correcta para obtener la información requerida; ante problemas de presupuesto, recortan primero el área de investigación, sin considerar que reducen el flujo de información que les ayudaría a ser más certeros en sus decisiones futuras.

Afrontémoslo, en un mundo competitivo globalizado, debemos hacer las cosas de una forma profesional, inteligente y aprovechando al máximo los recursos que deriven en crecimiento, participación de mercado y rentabilidad.  El conocimiento profundo del mercado, consumidores y competidores debería ser mandatorio.